Trastorno por Estrés Post-Traumático

Actualizado: 31 ene

Hay varias confusiones respecto a este trastorno, siendo muy difícil diferenciar de lo "esperado" con lo patológico, por lo que hoy daré algunas pistas para poder identificarlo de mejor manera y acudir a un profesional en caso de que sea necesario.

Según el DSM-V (manual usado por psiquiatras y psicólogos para realizar diagnósticos) el trastorno por estrés post traumático se entiende por básicamente por lo siguiente:


  1. Haber estado frente a una situación traumática de forma directa o indirecta.

  2. Presentar síntomas de:

- Intrusión (como recuerdos angustiosos recurrentes o suelos angustiosos relacionados con el evento)

- Evitación (como hacer esfuerzos para evitar recuerdos o evitar recordatorios externos del evento como personas o situaciones)

- Alteración negativa del ámbito cognitivo y del estado del ánimo.

- Alerta (como estar irritable, hipervigilante o sobrealerta)

3. La duración es de al menos un mes.

4. Causa un malestar clínicamente significativo

5. No se debe a efectos de una sustancia o afección médica.

Estos últimos puntos son lo que se denomina la triada sintomatológica del TPEPT, que son la invasión, evitación e hiperalerta o sobreactivación. Son estos 3 elementos lo que lo diferencian de una reacción que no interfiere en mayor medida con el funcionamiento del día a día. Es decir, si aparecen estos elementos frente a un evento traumático, es recomendable acudir a un profesional de la salud mental.


La buena noticia es que hay amplio estudio en el tema, con las llamadas intervenciones en crisis, las cuales tienen como principio los siguientes objetivos:

1.- Reestablecer la seguridad de las personas.

2.-Implementar estrategias que permitan que la gente se calme y recupere su funcionamiento.

3.- Necesidad de reestablecer vínculos con familiares y personas cercanas.

4.- Autoeficacia: Recuperar la confianza de que uno es capaz de rearmarse.

5.- Recuperar la esperanza.

Finalmente, si has pasado por una situación traumática últimamente y te sientes identificado con los síntomas presentados, es recomendable consultar con un profesional con el fin de una mejor prevención.

Saludos!

Referencias bibliográficas

- American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and statistical manual of mental disorders (5° ed.). Washington, DC.

- Carvajal, C. (2002). Trastorno por estrés postraumático: aspectos clínicos. Revista chilena de neuro-psiquiatría, 40(Supl. 2), 20-34. https://dx.doi.org/10.4067/S0717-92272002000600003.

- Urra, S. (2014) Actualizaciones en Intervención en Crisis. ACPI (5).

José Valenzuela, miembro de "Psicólogos Online Chile"






14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo