Hablemos un poco de la Ansiedad

Actualizado: jun 19

En el día a día, es común escuchar frases del tipo “no puedo más con esta ansiedad”, “no, yo en verdad le tengo fobia a las arañas”, “no se que es, pero tengo el pecho tomado”, entre otras muchas. Pero… ¿qué tanto sabemos de “la ansiedad”? Todas las frases que mencioné tienen directa relación, por lo que espero que cuando termines de leer este artículo, puedas diferenciar entre distintos conceptos y revisar si están “bien” usadas.


Vamos por partes, porque, por simple que suene el concepto “ansiedad”, tenemos muchas cosas que considerar. Por ejemplo, está el estrés, la angustia, la ansiedad, fobia, pánico; ¿sabemos cuál es cuál? No es fácil, ¿cierto? Te entrego a continuación un listado de la definición de cada una, para tener una primera aproximación a la temática de la ansiedad:



Angustia

Viene de la palabra “angor”, que tiene que ver con la estrechez, sofocación, constricción. Un elemento para diferenciar de los otros términos es que hay un temor a lo desconocido, es decir, no miedo a que pase algo en específico, si no que una especie de “miedo por miedo”.

Muchos autores lo diferencian de la ansiedad a partir de cómo se “siente. Es decir, la angustia tiene una expresión mucho más visceral o somático, se “siente muy fuerte”. Comúnmente suele sentirse el pecho apretado, dolores de estómago.

Pongamos un ejemplo, ¿te ha pasado que cuando te enfrentas a una situación desconocida, o que no sabes qué es lo que va a pasar, se te aprieta el pecho? Por ejemplo, cuando estás coqueteando con alguien que te gusta y no responde en un tiempo, no sabes por qué no responde, si es que es por que hiciste algo mal, o simplemente esa persona estaba ocupada. Si bien es una situación que implica muchas cosas, y hay formas de lidiar con esta situación bastante simples y sanas (si quieres que hablemos más de “relaciones”, ¡colócalo en los comentarios!), es una típica situación angustiosa: no se sabe qué es lo que está pasando, se vive con miedo.

Si bien uno podría diferenciar la angustia de la ansiedad, muchos autores y teorías hablan de las 2 como si fueran las mismas, así que no vamos a hacer un esfuerzo por diferenciarlas mucho.


Estrés

Hay un desbalance entre las exigencias, tensiones y agresiones que es sometido alguien, de forma aguda y crónica, lo cual necesita de respuestas específicas para poder enfrentar la situación. En otras palabras, es estrés es una alarma, que a veces puede sonar más fuerte que otras, la que nos dice que hay un peligro presente.

Típico, semanas de pruebas, o alta demanda en el trabajo; uno eso lo vive como una situación amenazante, ante lo que el cuerpo y mente reacciona. Nos ponemos más rígidos a veces, estamos más activos, incluso “saltones”.

Aquí habría que hacer una aclaración: tenemos en estrés normal y el desadaptativo. Todos nos estresamos, de hecho, es una respuesta adaptativa a una alta carga de exigencias. Pero cuando esto nos sobrepasa y comienza a perjudicarnos, ya habría que ver si es necesaria la ayuda de un profesional.


Miedo

Reacción defensiva instantánea y actual frente al peligro. Viene desde la necesidad de adaptarse y sobrevivir, por lo que el Sistema Nervioso Central tiene una fuerte importancia aquí, por lo que se activa una respuesta masiva desde éste.

Tenemos 3 típicas reacciones frente al miedo, lo cual vamos a relacionar con animales: Huida (antílope), Ataque (gorila), Paralizarse (desde la idea de “hacerse el muerto”, como una zarigüeya). La investigación ha visto que pareciera haber un cuarto tipo de reacción: la unión. Por ejemplo, al parecer las leonas cuando se sienten amenazadas tienden a juntarse entre ellas para protegerse.


Ansiedad anticipatoria

Es el “miedo al miedo”. Por ejemplo, nunca has mostrado señales de tener miedo a las alturas, o movimientos fuertes, pero vas a ir a un parque de diversiones, ¿y antes de ir comienzas a pensar “y si le tengo miedo a la montaña rusa?” lo cual se vive como algo molesto. Es decir, ahí estamos teniendo miedo a que nos de miedo.



Pánico

Miedo muy intenso, terror, acompañado de una sensación de descontrol, desvanecimiento y/o peligro de muerte.



Fobia

Miedo intenso, persistente, excesivo e irracional hacia objetos o situaciones concretas, lo cual suele acompañarse a conductas evitativas que perjudican a la persona. Aquí podríamos hablar un buen rato de qué es la fobia, pero lo importante es dejar claro que las personas que padecen un Trastorno de Fobia tienen una vivencia de miedo extremo cuando se exponen al objeto o situación, comparable con el miedo a morir.



Psicólogos Online Chile - Síntomas de Ansiedad
Síntomas de Ansiedad